Recetas para vegetarianos que nos gustan a tod@s.

¿Quién dice que ser vegetariano es aburrido? Quien tenga esa idea, quizá no se ha parado a pensar que un risoto de setas,  un gazpacho fresquito, o una tortilla ¡incluso sin huevos para los más puristas!, acompañada de pan con tomate, son platos que no contienen “ingredientes prohibidos”.

El origen del vegetarianismo se ubica en China hacia el año 1000 antes de Cristo, donde aparecen los primeros textos recomendando no tomar carne ni pescado. Se cree que los gladiadores de la antigua Roma eran vegetarianos para ser más fuertes y resistentes en la lucha, incluso personajes ilustres como Leonardo Da Vinci o Albert Einstein lo eran y, sin ir tan atrás en el tiempo, Michael Jackson se hizo vegetariano por sugerencia de su hermano Jermaine quien le recomendó dejar de comer carne para reducir sus problemas de acné agudo.

Tanto si se elige ser vegetariano como si no, podemos incorporar a nuestra dieta platos sabrosos. Os sugerimos una receta que quizás os sorprenda porque seguro que habéis comido más de una vez sin pararos a pensar que podría incluirse perfectamente en una dieta vegetariana: un arroz de setas con verduras.

Necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 4 tacitas de arroz
  • 1 diente de ajo
  • 150 gramos de cebolla
  • 150 gramos de puerro
  • 150 gramos de zanahoria
  • 200 gramos de champiñones
  • 200 gramos de setas
  • 1 litro de caldo de verdura
  • 1 pellizco de pimienta verde
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 1 pellizco de sal
  • 80 cl de aceite
  • 1 huevo (opcional)
  • 20 gramos de queso rallado (opcional)

Cuando tenemos todos los ingredientes lavados y preparados, comenzamos por poner a hervir el caldo de verduras y seguimos los siguientes pasos:

  1. Picamos el ajo y la cebolla muy finos, los ponemos a pochar en el aceite templado a fuego muy lento.
  2. Se pica también el puerro y la zanahoria, se añade el puerro al sofrito de cebolla y ajo.
  3. Troceamos las setas y los champiñones una vez bien lavados y escurridos.
  4. Se añade la zanahoria al guiso y se deja cocer unos 5 minutos.
  5. Acto seguido, se añaden las setas y los champiñones y se adereza con un pellizco de sal y una pizquita de pimienta. Removemos todo bien y  lo dejamos cocer otros 5 minutos, siempre a fuego muy lento.
  6. Añadimos el arroz y removemos bien para añadir después el caldo hirviendo según lo vaya pidiendo el guiso.
  7. Aumentamos un poco la temperatura y dejamos cocer durante 20 minutos.
  8. Justo antes de que termine la cocción, añadir un pellizco de nuez moscada y otra pizquita de pimienta.
  9. Ajustamos el punto de sal.

Recomendación: le podemos añadir al final un huevo para que se haga al calor del arroz y aporte un toque distinto con su sabor, o también un poco de queso rallado (opcional), todas las opciones son válidas. Lo que es seguro es que de cualquier forma es un plato riquísimo.

¿Qué puedes poner de menú? Se puede acompañar de una mousse de garbanzos y verduras crujientes como primer plato. Con las pieles de las verduras podemos aprovechar y hacer un nuevo caldo, así tendremos un primer plato para algún otro día de la semana.

Para beber: El agua con gas es la bebida que hemos escogido para acompañar este menú, es saludable y ayuda a digerir. Y bien fresquita sienta genial.

Podemos presentar la mousse de garbanzos en unos cuencos blancos o transparentes y las verduras troceadas en una bandeja en el centro de la mesa para que todos los comensales puedan picar. El arroz de setas con verduras recomendamos que se sirva directamente en el plato de los invitados ya que si lo sacamos de la cazuela para transportarlo a una bandeja y luego lo servimos en otro plato no dejamos que el arroz “repose” el tiempo necesario y puede quedar duro o demasiado blando.

¡Que disfrutéis de este fantástico menú vegetariano!

Deja un comentario